Un millón de españoles vomitan su odio a su propia patria en Barcelona

(Traditiondigital) Cientos de miles de españoles salieron a las calles de Barcelona el martes en una manifestación con motivo del día de Cataluña en un acto independentistas y de odio hacia su propia patria, ante la pasividad absoluta del gobierno de Mariano Rajoy.

La policía autonómica catalana cifró la asistencia a la marcha -una de las más multitudinarias de los últimos años – en un millón y medio de personas, mientras que la delegación del Gobierno en Cataluña la rebajó hasta las 600.000 personas, en base a estimaciones de Policía Nacional y Guardia Civil.

El gobierno regional catalán quiere amedrentar a Rajoy con esta demostración de fuerza de cara a la próxima reunión de Arturo Mas con el presidente español, para imponerle el llamado “pacto fiscal”. Con el argumento de que Cataluña aporta 16.000 millones de euros más al Gobierno español de los que recibe – una cifra que otros analistas rebajan a 12.000 millones y que, debido a la falta de transparencia de las cuentas públicas y la financiación autonómica, es casi imposible de calcular a ciencia cierta – el partido gobernante, Convergencia y Unió, reclama al Gobierno central un nuevo pacto fiscal para la región más rica de España en términos de PIB per cápita.

Al calor del argumento de agravio financiero que abandera CiU se ha unido Esquerra Republicana, y algunos miembros del Partido Socialista Catalán (PSC) habían mostrado su intención de acudir a la manifestación convocada por la “Assemblea Nacional Catalana”.

Donazione Corrispondenza romana