En el Día del Niño por nacer: los argentinos se vuelcan a las calles para manifestarse a favor de la vida y contra un proyecto de ley de aborto - CR - Agenzia di informazione settimanale
Stampa la Notizia

En el Día del Niño por nacer: los argentinos se vuelcan a las calles para manifestarse a favor de la vida y contra un proyecto de ley de aborto

(Corrispondencia Romana, 28 marzo 2018) Para conmemorar el Día del Niño por Nacer -y en momentos en que la Cámara de Diputados comienza a debatir un proyecto de ley de aborto- cientos de miles de argentinos salieron a las calles de la ciudad de Buenos Aires y de las capitales de provincia para dar testimonio a favor de la vida desde el primer instante de la concepción.

En la ciudad de Buenos Aires los manifestantes -más de 100 mil según cálculos de los organizadores- se concentraron en Plaza Italia y fueron marchando por Avenida del Libertador hasta la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires, donde oradores de distintas organizaciones manifestaron su rechazo a los intentos de legalizar el aborto que abriría la puerta a la matanza de inocentes.

No hay acto de mayor discriminación ni de mayor violencia que decidir quien nace y quien no” podía leerse en un gran cartel de la ONG Para Hacerse Oír-Hablemos Claro que incluía también un llamado a las autoridades a favor de proyectos de ley de “protección médica, psicológica, social y económica para la madre y el niño por nacer“.

Simultáneamente, en más de 200 ciudades de todo el país y bajo el lema “Salvemos las dos Vidas”, en referencia a la madre y al niño por nacer, los argentinos se volcaron a las calles para proclamar su rechazo al aborto voluntario y exigir a las autoridades se implementen proyectos que protejan y amparen la salud integral de la madre y del niño por nacer.

Todos los actos transcurrieron, en un clima de verdadera fiesta de la vida: no hubo ningún incidente de violencia o vandalismo, característicos de las marchas de abortistas y feministas.

En las semanas previas a la Marcha por la Vida la mayoría de los medios de comunicación guardaron silencio. Sin embargo, ante la concurrencia masiva que hubo en Buenos Aires y ciudades del interior la movilización a favor del niño por nacer tuvo eco en medios gráficos, radiales y televisivos, incluso como nota de tapa en las ediciones del lunes 26 de marzo.

A principios del mes de marzo, y después de que el presidente Mauricio Macri instase a abrir el debate sobre el aborto, se presentó en el Congreso un proyecto de ley que busca despenalizar y legalizar el aborto. Impulsado por la Campaña por el Aborto, Legal, Seguro y Gratuito, este proyecto incluye el aborto libre hasta las catorce semanas de gestación. Asimismo, establece que se podrá acabar con la vida del no nacido “si el embarazo fuera producto de una violación”, “si estuviera en riesgo la vida o la salud física, psíquica o social” de la madre o cuando existan “malformaciones fetales graves”.

La sociedad civil, movilizada sin apoyo de los partidos políticos, expresó así también una respuesta contundente al presidente Macri que instaló el debate del aborto frente a la Asamblea Legislativa. Atrás quedó su compromiso de “defender la vida desde la concepción hasta la muerte”. Si bien se manifestó “a favor de la vida”, pidió que el debate sobre el aborto sea “maduro” y “responsable”, términos cuanto menos ambiguos, tratándose del derecho a vivir, el primer derecho humano en el que se apoyan todos los demás.

Debemos destacar que la Argentina fue el primer país de Latinoamérica en declarar el Día del Niño por nacer, el 7 de diciembre de 1998, por iniciativa del ex-presidente Carlos Saúl Menem.